Albaicín

Albaicín

El Albaicín o Albayzín es un barrio para perderse por sus laberínticas calles estrechas, contemplar la Alhambra desde sus miradores y disfrutar de sus raíces árabes.

El Albaicín es el barrio que se extiende desde la parte más alta del cerro de San Miguel hasta la calle Elvira, que nace en Plaza Nueva. Aunque es conocido como el barrio árabe, en sus calles han vivido íberos, griegos, romanos y visigodos; lo que aporta al Albaicín una mezcla cultural única.  

La época de esplendor y de mayor expansión del barrio tuvo lugar durante la etapa nazarí. En este periodo se levantaron más de treinta mezquitas y la población alcanzó cifras de récord: más de cuarenta mil habitantes. El trazado de las calles se corresponde con el urbanismo típico musulmán, con laberínticas calles estrechas y callejones sin salida.

Durante el dominio musulmán también se construyeron lujosas villas tapiadas que albergaban un frondoso espacio verde que servía como jardín y huerta al mismo tiempo. Este tipo de vivienda tradicional del Albaicín se conoce como “cármen”. En el Albaicín también proliferaban los baños árabes.

La Unesco declaró el Albaicín, junto con la Alhambra, Patrimonio de la Humanidad en 1984.

Qué ver en el Albaicín

El barrio más castizo de Granada tiene mucho que ofrecer a los visitantes que deciden perderse por sus laberínticas calles. El legado árabe está presente no solo en su urbanismo sino en muchos monumentos, como la muralla Ziri, el Arco de las Pesas, el Aljibe de San Nicolás o la Iglesia del Salvador, construida sobre la antigua mezquita mayor.

Sin embargo, el mayor atractivo del Albaicín es su ambiente. Paseando por el barrio disfrutaréis de música en directo, contemplaréis la decoración tradicional de las casas teñidas de blanco y podréis hacer algunas compras en los puestos al estilo árabe de sus calles.

Cómo llegar al Albaicín

La forma más cómoda de llegar al Albaicín es utilizar los microbuses (líneas C31, C32 y C34) que comunica el centro de Granada con el antiguo barrio árabe. Sin embargo, nuestra recomendación es perderse por el Albaicín, llegar caminando desde la Carrera del Darro y descubrir sus laberínticas calles mientras dais un agradable paseo.