La Alhambra

Visitar la Alhambra de Granada es algo imprescindible para conocer la historia de la ciudad y su importante legado nazarí. En 2017, más de 2,7 millones de turistas de todo el mundo visitaron esta joya arquitectónica única en el mundo.

La Alhambra tiene algo especial. Su ubicación, sus dimensiones, su arquitectura, su historia… Millones de turistas visitan cada año esta ciudad cortesana en busca de la respuesta. Su ubicación estratégica en la colina al-Sabika, frente al Albaicín y con Sierra Nevada al fondo, hace que la Alhambra forme parte del paisaje y de la historia de Granada.

Este emplazamiento estaba pensando para demostrar a la ciudad el poder de la dinastía nazarí y para que su monumento estrella se pudiera contemplar desde prácticamente todos los puntos de Granada. La Alhambra, considerada la octava maravilla del mundo, significa “castillo rojo” y se trata de una ciudadela, palacio y fortaleza árabe sin precedentes. ¡Es el monumento más visitado de España!

Historia de la Alhambra

Tras la disolución del Califato de Córdoba en el año 1031, el territorio ocupado por los musulmanes quedó divido en reinos de taifas, que finalmente sucumbieron a las tropas cristianas en el siglo XII.

Durante doscientos años, el reino de Granada se convirtió en el único vestigio del poder musulmán en la Península Ibérica. El fundador de la dinastía nazarí, Al-Ahmar, ordenó la edificación de la Alhambra y trasladó la residencia real del Albaicín a este nuevo emplazamiento. Fue entonces cuando Granada entró en su periodo de mayor esplendor artístico.

La muralla y el acueducto de la Alhambra son la parte más antigua de la ciudad palatina. Más adelante, se construyó la Alcazaba y las torres principales. Durante el siglo XIV, se levantaron los tres palacios nazaríes: el de Mexuar, el de Comares y el de los Leones.

Tras la Reconquista en 1492, los Reyes Católicos llevaron a cabo varias reformas y construyeron el convento de San Francisco. Más tarde, su nieto el emperador Carlos V ordenó levantar un palacio que llevara su nombre.

Entre los siglos XVIII y XIX, la Alhambra sufrió un periodo de abandono de casi cien años hasta que las tropas francesas de Napoleón ocuparon parte del palacio y estuvieron a punto de acabar con él.

Finalmente, en 1870, la Alhambra pasa a ser propiedad del Estado y fue declarada Monumento Nacional.

Qué ver: partes de la Alhambra

La ciudad cortesana de la Alhambra está constituido por varias zonas que cumplían diferentes funciones:

La Alcazaba 

Es la parte más antigua y se ubica en la zona más alta de la colina. Su función era meramente militar, aunque se cree que pudo funcionar como residencia real en algún momento. La Alcazaba es una gran fortaleza protegida por murallas donde se ubican las cuatro torres principales de la Alhambra. Desde ellas obtendréis una vista privilegiada de toda la ciudad, el Albaicín y Sierra Nevada.

En la Alcazaba se encuentra la Plaza de Armas, que actualmente presenta los cimientos de las casas árabes que ofrecían servicios a los militares, así como algunas mazmorras y una bonita zona ajardinada.

Palacios Nazaríes

Cada uno de los tres palacios está asociado a una época y a un rey nazarí:

  • Palacio de Mexuar: es el más antiguo de los tres y, por tanto, el que peor se conserva. El rey Ismail I ordenó construirlo y lo utilizó para reuniones políticas y para impartir justicia. La sala principal está llena de azulejos y celosías originales de gran valor.
  • Palacio de Comares o Diván: este palacio está construido en torno al patio de los Arrayanes. Su alberca principal es una de las imágenes más famosas de la Alhambra. En total, tres monarcas estuvieron involucrados en su construcción. Alberga el famoso Salón del Trono, donde se hacía política, y salas donde se celebraban fiestas.
  • Palacio de los Leones o Harén: se trata de la zona privada del sultán Mohamed V, que residía aquí con su familia y con su harén. Aquí se encuentra el famoso Patio de los Leones, la joya indiscutible de la Alhambra.

El Partal

Es la primera residencia de los reyes nazaríes que se instalaron en la Alhambra. Su construcción data del siglo XIII y está formada por un palacio con un pórtico de cinco arcos, la Torre de las Damas y un gran estanque exterior. También es posible ver unas pequeñas casas árabes que se construyeron años después.

Palacio del Generalife

Era la residencia de descanso y recreo del sultán y su familia. Esta villa se encuentra a muy poca distancia de la Alhambra y destaca por sus jardines, que eran huertas en tiempos árabes. La parte más llamativa del Generalife es el patio principal, que representa el concepto musulmán del paraíso.

Desde el Generalife se ve toda la Alhambra y el valle del Darro.

Palacio de Carlos V

El Palacio de Carlos V es una de las obras más destacadas del Renacimiento en España. Destaca por su fachada principal y su patio circular porticado con columnas siguiendo el estilo romano. El emperador Carlos V decidió construir este palacio cercano a la Alhambra para su propio recreo y el de su familia.

Aunque su construcción comenzó en 1527, debido a falta de fondos y revueltas internas en Granada, el Palacio de Carlos V no terminó de construirse hasta el siglo XX. Actualmente es sede del Museo de Bellas Artes y del Museo de la Alhambra.

¿Cómo llegar a la Alhambra?

El monumento por excelencia de Granada es bastante accesible por todos los medios, incluso caminando. Estas son las formas de llegar a la Alhambra desde el centro de Granada:

  • Autobús: las líneas C30 y C32, con una frecuencia de unos ocho minutos, comunican el centro de la ciudad con la parada Alhambra-Generalife 2.
  • Taxi: el precio de un trayecto desde el centro de Granada es de unos 6 euros aproximadamente.
  • Caminando: aunque se trata de un paseo empinado, merece la pena caminar desde Plaza Nueva por la Cuesta de Gomérez hasta el bosque que rodea la Alhambra. No tardaréis más de media hora y hay varios senderos que os llevarán directamente al monumento.

Visita guiada en español

Si queréis disfrutar del símbolo de Granada con todo detalle, podéis reservar nuestra visita guiada en español a la Alhambra y a los Palacios Nazaríes. El número de visitantes del monumento estrella de la ciudad son limitados, por lo que os recomendamos reservar con la máxima antelación posible

Si queréis llevaros un recuerdo completo de Granada, os recomendamos reservar la visita guiada por la Alhambra, el Albaicín y el Sacromonte

Horario

Visita diurna:
Del 1 de abril al 14 de octubre: todos los días de 8:30 a 20:00 horas.
Del 15 de octubre al 31 de marzo: todos los días de 8:30 a 18:00 horas.
Visita nocturna:
Del 1 de abril al 14 de octubre: de martes a sábados de 22:00 a 23:30 horas.
Del 15 de octubre al 31 de marzo: viernes y sábados de 21:30 a 22:00 horas.

Precio

Entrada general: 14€.
Niños entre 12 y 15 años: 8€..
Ciudadanos de la Unión Europea, mayores de 65 años y carnet joven: 9€.
Menores de 12 años: entrada gratuita.

Jardines, Generalife y Alcazaba:
Adultos: 7€.
Ciudadanos de la Unión Europea y carnet joven: 6,36€.
Menores de 12 años. entrada gratuita.

Visita guiada por la Alhambra y los Palacios Nazaríes 55 €

Transporte

Autobús: líneas C30 y C32.