Dónde comer en Granada

Dónde comer en Granada

Habas con jamón, tortilla del Sacromonte, Zalamandroña… Descubre todos los platos típicos de Granada y deleita a tu paladar con la fusión de sabores de esta cocina árabe-andaluza.

Granada es una ciudad marcada por la influencia árabe, palpable en su arquitectura, su artesanía y, cómo no, su gastronomía. La cocina granadina se caracteriza por el uso de especias, la importancia de las verduras y el uso de aceite de oliva.

Su gastronomía es bastante similar a la de Almería y Málaga. Además, en Granada, siempre podréis acompañar vuestra comida con una cerveza típica de la ciudad, “la Alhambra”.

Platos típicos

  • Habas con jamón: Quizá uno de los platos más típicos de Granada sean las habas con taquitos de jamón. Se sirven en una cazuela acompañadas por un sofrito en prácticamente todos los restaurantes de la ciudad.
  • Tortilla del Sacromonte: Esta tortilla propia de Granada y del barrio que le da nombre está hecha a partir de sesos de carnero, chorizo, nueces y pan rallado. Se trata de un plato propio exclusivamente de la cocina granadina, por lo que no podéis marcharos sin probarlo.
  • Remojón granadino: La influencia árabe de Granada se refleja a la perfección en este plato elaborado a base de naranja, bacalao, aceitunas, huevo cocido, cebolla y tomate.
  • Zalamandroña: Esta ensalada fría es una opción excelente para refrescaros si viajáis a Granada en verano. Se prepara con pimiento asado, calabacín, bacalao, tomate seco, aceitunas y aceite de oliva.
  • Berenjenas con miel: Este plato también es propio de la cocina de Córdoba. Consiste en rodajas de berenjena fritas en aceite de oliva acompañadas con miel de caña.
  • Pionono: El pionono es el dulce típico de Granada por excelencia. Se elaboran en Santa Fe, una localidad granadina, y están formados por una capa de bizcocho coronada con una base de crema.
  • Soplillos alpujarreños: Aunque estos dulces son típicos de la Alpujarra, los encontraréis sin problema por toda Granada. Su origen es árabe y se preparan con huevos, azúcar, almendra y limón. ¡Deliciosos!

Mejores zonas para comer

Granada está llena de restaurantes y bares donde comer, por lo que no tendréis problema a la hora de encontrar un buen establecimiento. En el casco histórico, las mejores zonas para comer son la Plaza de María Pineda, Plaza Nueva y la Carrera del Darro. Si no tenéis problema de presupuesto, el Paseo de los Tristes también concentra numerosos restaurantes donde comer los platos típicos de Granada.

La calle Elvira es bastante animada por la noche y alberga numerosos bares de copas y restaurantes para cenar. Si estáis buscando bares para desayunar o merendar chocolate con churros, las mejores cafeterías se concentran en la plaza Bib-Rambla.

De tapas por Granada

Granada ha popularizado en los últimos años sus famosas tapas gratuitas con cerveza o vino. Esta tradición es bastante común en el resto de Andalucía y supone una buena forma de tomar algo y comer o cenar gratis.

La zona de tapas de Granada por excelencia es el Realejo. En este barrio proliferan bares y pequeños locales donde no escatiman en la cantidad de las raciones. De esta forma, con solo pediros la bebida os veréis ante un más que generoso aperitivo.

Si queréis tapear en pleno casco histórico de la ciudad, la calle Navas es la mejor opción. A lo largo de esta vía se extienden numerosos bares con terraza y tapas de gran calidad. Si buscáis ahorrar al máximo, podéis acercaros a la calle Gonzalo Gallas y tapear en esta zona de puro ambiente estudiantil. En cualquier caso, ¡ir de tapas es algo imprescindible en Granada!