Catedral de Granada

La Catedral de Granada es una visita imprescindible en la ciudad y un lugar donde disfrutar del arte en estado puro. La fusión de estilos, las dimensiones de su planta y su increíble fachada captarán vuestra atención desde el primer momento.

Ubicada en pleno centro de la ciudad, a muy pocos metros de la Madraza, la Catedral de Granada es uno de los monumentos más imponentes de la ciudad y obra cumbre del Renacimiento español. 

Historia de la Catedral

Tras la toma de Granada por los Reyes Católicos en 1492, la ciudad pasó a adquirir una apariencia más cristiana a base de grandes construcciones proyectadas por los monarcas. El proyecto más ambicioso era una gran catedral gótica con una capilla real que acogiera los restos de Isabel y Fernando.

Aunque su construcción estaba prevista para el año 1506, la repentina muerte de la reina Isabel dos años antes propició que se levantara primero la Capilla Real para darle sepultura. Por ello, las obras de la Catedral de Granada no comenzaron hasta 1523.

Los cimientos se asentaron sobre la antigua mezquita mayor de Granada. Tras la muerte del arquitecto principal, Diego de Siloé tomó el relevo y cambió todo el diseño anterior para levantar una majestuosa catedral renacentista.

Siloé, que también se encargó de construir el Monasterio de San Jerónimo, diseñó un gran templo de cinco naves con dos torres de ochenta metros. Finalmente, solo se pudo construir una de ellas, que mide 50 metros.

La catedral de Granada se terminó en 1704.

La fachada

Una de las partes más impresionantes del templo es su fachada, realizada por Alonso Cano a mediados del siglo XVII. Está formada por un gran arco con tres arcos interiores y relieves de vírgenes y otras figuras religiosas.

El interior de la catedral

Visitar la Catedral de Granada es disfrutar del arte en todas sus variantes. Los arcos del techo, los retablos del altar, las columnas que separan las naves, las esculturas de la capilla mayor, las vidrieras… Resulta impactante caminar por el interior de la Catedral de Granada fijando la atención en cada detalle.

Cabe destacar que en la Catedral de Granada yacen los restos de Alonso Cano y Mariana Pineda.

Capillas

Uno de los grandes atractivos de la Catedral de Granada son sus quince capillas. Muchas albergan auténticos tesoros artísticos, como obras pictóricas y escultóricas de artistas locales. Destaca la Capilla Mayor, que estaba planteada para ser el panteón de los Austrias y que finalmente ocupan pinturas de Alonso Cano.

Imprescindible

La Capilla Real es uno de los monumentos de Granada que no podéis dejar de ver si viajáis a la ciudad de la Alhambra. Ver el conjunto artístico de la capilla y contemplar los sepulcros de personajes históricos de la talla de los Reyes Católicos es vital para guardar un recuerdo único de Granada.

Si queréis visitar la Catedral y la Capilla Real con todo detalle, echad un ojo a nuestra visita guiada en español

Horario

De lunes a sábado: de 10:00 a 18:30 horas.
Domingos y festivos: de 15:00 a 17:45 horas.

Precio

Entrada general: 5 euros.
Estudiantes acreditados: 3,5 euros.
Menores de 12 años: entrada gratuita.

Transporte

Autobús: líneas 8, 21, 33, C31, C32 y C34.