Flamenco en Granada

Flamenco en Granada

El flamenco es la expresión del alma de Andalucía. Esta fusión de baile, voz y sentimiento ha sido declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.  

El flamenco o cante jondo es una fusión de voz, baile y expresiones que se popularizó en Andalucía en el siglo XVIII y se ha extendido a otras regiones como Extremadura y Murcia. En 2010, la Unesco declaró al flamenco Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Orígenes del flamenco

Es difícil encontrar un origen del flamenco, ya que nace de la fusión de elementos árabes, gitanos, judíos y cristianos. Todos estos estilos se mezclan con la cultura andaluza dando lugar a un baile folklórico de larga tradición.

El flamenco tiene mucho de improvisación. Sobre el tablao, los bailaores acompañados de músicos y palmas hilan movimientos e interpretan el sentimiento más profundo del flamenco.

A lo largo del tiempo y a través de las distintas zonas de Andalucía, el flamenco ha ido evolucionando y dando lugar a distintos palos: bulerías, malagueñas, fandangos, soleás o granaínas.

Una forma de expresar sentimientos

Uno de los factores distintivos del flamenco es su gran carga emocional. Los bailaores expresan a través de su voz, su cuerpo y su rostro sentimientos tan profundos como la pasión, la angustia, la desesperación o el amor. Tanto es así, que algunos palos del flamenco como las alegrías o las soleas llevan nombres de sentimientos.

El rasgueo de guitarra acompaña a los zapateos sobre el tablao y a los lamentos de los acompañantes creando una atmósfera única. Estos elementos son comunes con el flamenco de Córdoba, el flamenco de Sevilla y de otras provincias de Andalucía.

El flamenco en Granada: la zambra

Una de las cunas de flamenco más importantes de Andalucía es sin duda Granada. El epicentro del flamenco en la ciudad es el Sacromonte, donde cada noche las cuevas se llenan de tablaos flamencos. Además, en este barrio es posible encontrar numerosos talleres artesanales de guitarra española, un elemento fundamental del flamenco.

La zambra es un tipo de flamenco originario de Granada, que se caracteriza por sus raíces gitanas. Se baila con los pies descalzos, falda larga y castañuelas. La zambra se remonta al siglo XVI y comparte algunos rasgos con la danza del vientre. Comenzaron a popularizarse en las bodas moriscas de Granada.

Disfrutar de un espectáculo de flamenco

Si queréis disfrutar de este arte en su estado puro, podéis ver un espectáculo de flamenco en el Albaicín en el entorno único de los Jardines de Zoraya. Si preferís disfrutar de una zambra granadina, os recomendamos ver flamenco en las Cuevas Los Tarantos, en el corazójn del Sacromonte.